Somos una institución dependiente de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, apoyamos a la sociedad dando asesoría jurídica gratuita

15 jun. 2012

Creo que estoy embarazada

Miriam E. Salazar Morales


El momento en el que descubres que tu menstruación no hace aparición, es el momento mismo en que tu mundo da un giro de 180° y te preguntas ¿y ahora qué?, bueno cálmate, respira y sigue leyendo porque a continuación  te damos el panorama, con bola de cristal en mano, de lo que puedes hacer y cómo podría funcionar…

Si sospechas que estás embarazada, el primer paso es hacerte una prueba para confirmarlo. Puedes solicitar que te hagan la prueba en un centro de salud o en una clínica. También puedes comprar una prueba de embarazo en las farmacias. Si resulta que no estás embarazada y por lo pronto no quieres estarlo, éste es un buen momento para adoptar un método anticonceptivo seguro.

Pero si estás embarazada, entonces tienes tres opciones:


Opción a) Continuar con el embarazo y quedarte con el bebé
Opción b) Continuar con el embarazo y darlo en adopción
Opción c) Interrumpir el embarazo.



Desde ahora es muy importante aclarar que nadie más que tú debe decidir cuál de estas opciones es la mejor para ti, ya que tú vivirás para siempre las consecuencias de la decisión que tomes…

¿Cuáles son tus ideas?, ¿en qué crees?

Revisemos cuáles son tus pensamientos, valores y creencias acerca de tu situación y ante las distintas opciones. Es importante también consideres y analices otro tipo de posibilidades que tengas en mente y que no hayamos incluido aquí.

OPCION a) Continuar con el embarazo y quedarte con la criatura:

¿Me siento lista para ser madre? ¿Quiero un hijo más que cualquier otra cosa en el mundo?
¿Mi pareja y yo queremos tener un bebé? ¿Pienso que estoy muy joven para tener un bebé?
¿No creo que pueda arreglármelas para criar un hijo apropiadamente? ¿Tener un hijo ahora puede impedirme tener la vida que quiero para mí misma? ¿Puedo ocuparme sola de una criatura?

OPCION b) Continuar con el embarazo y dar la criatura en adopción

¿Puedo continuar el embarazo y dar a luz sin tener que hacerme cargo de la educación de la criatura?, ¿Puedo ayudar a la criatura a encontrar un padre y una madre que la quieran y puedan cuidar de ella?, ¿Puedo posponer el hecho de ser madre para cuando me sienta preparada?, ¿Me gusta la idea de ayudar a alguien que no pueda tener hijos?, ¿Creo poder abandonar a la criatura después de nueve meses de embarazo y del parto?, ¿Podría vivir con la idea de que alguien más tiene a mi hijo o hija y sin saber cómo lo trata?, ¿Tal vez podría lograr que la criatura permaneciera en mi familia, mejor que con extraños?, ¿Me sentiría culpable para siempre por haberme deshecho de mi bebé?, ¿Me gustaría ser madre soltera?

OPCION c) Interrumpir el embarazo

¿Preferiría esperar hasta que mi situación mejore (ser mayor, terminar la escuela, tener más seguridad financiera, tener una relación estable)?, Mi pareja no quiere tener una criatura y yo creo que debo tomar en cuenta sus sentimientos, ¿Mis creencias religiosas van contra el aborto?, ¿Considero que el aborto es un acto reprobable?, ¿Me da miedo no poder embarazarme de nuevo?, ¿Mi familia (o alguien más que es importante para mí) se opone al aborto?, ¿Tengo el suficiente dinero para pagar un aborto?,  ¿Me asusta no saber dónde abortar?

La importancia de decidir pronto

Aunque no sabemos qué tan avanzado está tu embarazo, debemos subrayar la importancia de decidir lo más rápidamente posible porque si decides continuar con el embarazo es necesario que inicies cuanto antes los cuidados prenatales de manera que estés saludable para que tu futuro bebé lo esté también. Si optas por el aborto, cuanto antes lo practiques será más seguro. Lo más recomendable es interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

¿Qué debes hacer si optas por continuar el embarazo?

Iniciar los cuidados prenatales
Hacia las 10 semanas de tu última menstruación, o antes si es posible, necesitas comenzar a visitar regularmente un servicio médico para estar segura de que tu embarazo va por buen camino. Estas visitas se conocen como "cuidados prenatales" y pueden significar la diferencia entre el bienestar o el malestar para ti y para tu futuro bebé. Las mujeres que no siguen cuidados prenatales tienen más posibilidades de dar a luz criaturas prematuras o con problemas de salud, a veces serios, que ponen en riesgo la vida de ambos. En México los cuidados prenatales son gratuitos para todas las mujeres embarazadas que acuden a la Secretaría de Salud. En casos de emergencia, se puede acudir a cualquier hospital del gobierno.
Otro aspecto importante es el que se refiere al consumo de tabaco, alcohol u otro tipo de drogas. Si has decidido seguir con tu embarazo, debes estar muy consciente de que estas prácticas pueden afectar la salud del futuro bebé, a veces incluso de manera irreversible, por lo que es necesario que suspendas el uso de estos productos.

Costos médicos del parto
Uno de los asuntos más importantes es prever los costos del parto o la cesárea. Si cuentas con algún seguro médico, infórmate si cubre los gastos del parto y los que se refieren a los cuidados prenatales. Si no es así, lo mejor es que vayas explorando las posibilidades a tu alcance para evitar sobresaltos cuando se acerque la hora de dar a luz, una de estas puede ser el “Seguro Popular” que a través de un estudio socioeconómico te ayudan y hasta te condonan el parto, además de que al momento del nacimiento tu bebé ingresa automáticamente lo que garantiza su servicio médico.

Planear el futuro
Si estudias o trabajas, vas a necesitar que alguien se haga cargo de ella cuando tú no puedas, pero debes tener presente que no se la puedes encargar a cualquier persona. Necesitas alguien de tu entera confianza, independientemente de que se haga cargo del bebé de manera gratuita o cobre por ello. También, si trabajas o estudias, puedes hacer uso de los servicios de guardería del Estado o acudir a las guarderías privadas si tu presupuesto lo permite. Respecto de la manutención, es importante tener presente que los gastos de la aumentarán con su edad y que desde el momento en que nace hay que cubrir los costos de su alimentación, vestido, atención médica, etc. Por eso, debes establecer algún plan de ahorro a futuro. También es importante preguntarte si cuentas con el apoyo de tu pareja o de personas cercanas con quienes puedas compartir estas responsabilidades.


¿Qué debes hacer si optas por continuar el embarazo y dar al bebé en adopción?

Muchas mujeres que dieron a su bebé en adopción sostienen que ésa ha sido la elección más dura de su vida, pero, para la mayoría de ellas, era la única opción correcta…


Dar en adopción a una criatura no es sencillo, ya que se trata de cederla y aceptar que quizá no la verás más o, si tienes oportunidad de verla, que no serás más que su madre biológica. Además, la separación de la madre y su criatura resulta conflictiva porque ocurre luego de nueve meses de gestación y del parto, procesos en los cuales una mujer se encuentra intensamente involucrada, tanto en lo físico como en lo emocional.
A esto hay que sumar el hecho de que las mujeres que dan en adopción no siempre cuentan con el apoyo necesario durante el embarazo ni después de la adopción. Con frecuencia, ellas resultan ser las grandes olvidadas. En estas circunstancias, la experiencia de soledad y abandono de las madres biológicas es muy frecuente por lo que es muy probable que después de la adopción requieras apoyo emocional o psicológico, y ésta es una situación que puedes ir previendo.

Los beneficios de la adopción y consecuencias para el bebé

Puedes considerar que, para quien no puede tener sus propios hijos, la adopción es una buena forma de crear una familia. A través de la adopción puedes ofrecer a tu hijo una vida que de otra forma no estarías en posibilidad de darle y continuar una vida plena y productiva. Tu bebé puede crecer en una familia que esté preparada para amarlo como propio. Sin embargo, ninguna vida está libre de dolor, y las personas que participan en una adopción tienen su propia porción de tristeza y pérdida.

Adopción entre parientes o personas conocidas

Por lo general, cuando hablamos de adopción pensamos en una criatura recién nacida que es colocada en una familia de extraños; sin embargo, muchas adopciones tienen lugar entre los parientes de la madre biológica. Si crees que dentro de tu familia o entre tus conocidos hay una persona o pareja dispuesta a adoptar a tu criatura, entonces debes considerar que:

• Los miembros de tu familia no deben adoptar a tu bebé en contra de tus deseos, porque se trata de una decisión que solo tú debes tomar. Quizá te sientas más segura si los padres adoptivos del bebé son parientes consanguíneos, porque los conoces o porque vas a saber dónde estará la criatura y podrás enterarte de su situación.
• En una adopción entre parientes o personas conocidas, no puedes esperar, o no deberías esperar, que la adopción se mantenga en secreto. Si la familia y los amigos se niegan a hablar abiertamente de la adopción, la niña o niño se imaginará que se trata de un vergonzoso secreto de familia.
• Aunque la adopción se dé entre personas conocidas, debe quedar registrada en términos legales, de manera que no haya duda respecto de quién tiene la representación legal de la criatura y queden claros los derechos y obligaciones de todas las personas involucradas.

Adopción entre personas desconocidas

Si consideras preferible que gente desconocida adopte a tu bebé, vas a necesitar un intermediario. En México, la institución oficial encargada de las adopciones es el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF), aunque también hay algunas organizaciones privadas que gestionan adopciones y no dependen del gobierno. No obstante, en todos los casos interviene el DIF a través de la realización de estudios socioeconómicos y psicológicos a los futuros padres adoptivos.

Los trámites de la adopción

Para que una mujer dé a una criatura en adopción en México debe presentarse con la criatura en una oficina del DIF y llevar:

• la constancia de alumbramiento del lugar donde ocurrió el parto, y un documento del Registro Civil que certifique que ella es la madre (como puede ser el Acta de Nacimiento).

Es muy importante que sepas que al dar a tu criatura en adopción pierdes todos los derechos que tendrías como madre y que lo mismo ocurrirá con el padre. Además, la ley establece que el hecho de dar en adopción es irrevocable, es decir, no puede darse marcha atrás si luego cambias de opinión.
A muchas mujeres que han dado a sus hijos en adopción les preocupa que, en el futuro, sus hijos o hijas se interesen por conocer a su madre biológica. En México la ley establece que el Registro Civil no debe proporcionar información sobre los antecedentes de la familia de origen de la persona adoptada, excepto en dos circunstancias y con autorización judicial:

1 .para efectos de impedimento de contraer matrimonio, y
2. cuando el adoptado o adoptada desee conocer sus antecedentes familiares, siempre y cuando sea mayor de edad. Si es menor de edad se requiere el consentimiento de los padres adoptivos


¿Qué debes hacer si optas por interrumpir el embarazo?

Si optas por interrumpir el embarazo, lo primero que debes saber es que en México una mujer puede solicitar un aborto de manera legal si está dentro de las excepciones por las cuales lo permite la ley, que son las siguientes:

1.       Cuando el embarazo es resultado de una violación
2.       Cuando, a juicio del médico, el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer
3.       Cuando el feto presenta malformaciones genéticas o congénitas
4.       Cuando, de continuar con el embarazo, se provocaría un grave daño a la salud de la mujer
5.       Cuando el embarazo es producto de una inseminación artificial no consentida
6.       Cuando la mujer tiene razones económicas para interrumpir el embarazo y es madre de tres hijos (sólo en Yucatán)
7.       Desde abril del 2007 se efectúa por libre decisión de la mujer antes de las 12 semanas de gestación (solamente en el Distrito Federal).

Si quedaste embarazada a raíz de una violación, las leyes de todo el país establecen que puedes interrumpir legalmente ese embarazo, para lo cual debes levantar una denuncia por violación en la Agencia del Ministerio Público. Esta denuncia es muy importante porque sin ella no hay manera de que se autorice la interrupción del embarazo de manera legal.
Si tu vida peligra a causa del embarazo, debes solicitar una evaluación médica por escrito y acudir con las autoridades de la clínica u hospital donde te atiendes para que autoricen el aborto "por peligro de muerte". Esta circunstancia no está prevista en los estados de Guanajuato, Guerrero, y Querétaro.
Como ves, el aborto en México es legal sólo en algunos casos. Pero muchas mujeres se practican abortos por razones distintas a las que permite la ley. Las estimaciones del número de mujeres que tienen abortos en México van desde 100 mil hasta 500 mil al año, cifras que son bastante altas si consideramos que, en muchos casos, se trata de una práctica clasificada como ilegal. Así, muchas mujeres que consideraban el aborto como una práctica innecesaria o como un recurso para mujeres descuidadas o irresponsables, cambiaron de opinión cuando se enfrentaron a un embarazo no planeado.
Para saber si el aborto es una opción para ti debes preguntarte: ¿es éste el menor de los males, tomando en cuenta mis circunstancias? Si estás convencida de que ésta es la opción menos grave, entonces tienes grandes posibilidades de vivir sin culpas ni remordimientos luego de interrumpir tu embarazo. Aunque, interrumpir un embarazo es siempre una decisión difícil, en muchas circunstancias demuestra una actitud valerosa y responsable frente a un hecho que es en sí mismo conflictivo. Lo cierto es que muchas mujeres se deciden por el aborto precisamente porque tienen un fuerte compromiso con su vida y la de las demás personas, y esperan que su decisión les permita continuar viviendo en paz consigo mismas y con el resto del mundo.
Si te sientes inclinada por la opción de interrumpir tu embarazo, el siguiente paso es encontrar un lugar seguro para tener el aborto, pues existe un mercado negro donde se practican abortos ilegales, pero no siempre seguros.

¿Cómo conseguir un lugar seguro para interrumpir un embarazo?

Buscar un lugar seguro para tener un aborto significa que debes descartar de una vez por todas métodos tales como: tés, hierbas, masajes, inyecciones, sondas, caídas u otros que no estén bajo vigilancia médica. Todos estos métodos ponen en riesgo tu salud y tu vida. La mayor parte de las drogas y preparados que se conocen como abortivos no producen un aborto seguro y con frecuencia provocan intoxicación e incluso envenenamiento. Los abortos "caseros" o realizados por personas no capacitadas para hacerlo, pueden ser baratos, pero son muy riesgosos.

Debes tener presente que, debido a que el aborto por voluntad de la mujer es ilegal en nuestro país, ninguna persona está obligada a prestarte ayuda para encontrar un lugar seguro donde te sea practicado un aborto. Lo que puedes hacer es acudir a personas de tu entera confianza (parientes  o amigos) para que te ayuden a encontrar un lugar seguro. Esto significa que debes hablar claramente con ellas de tu situación y preguntarles si conocen un sitio o una persona que pueda ayudarte. Es muy importante que les preguntes si conocen al personal médico, si saben de alguien que haya tenido un aborto ahí y si todo salió bien.  No debes guiarte por referencias vagas. Necesitas tener la certeza de que alguien ha tenido un aborto en ese lugar y que no tuvo complicaciones posteriores. De cualquier manera, si el sitio que te recomiendan o el personal médico no te inspiran confianza, no te hagas el aborto en ese lugar. Recuerda que para tener un aborto en buenas condiciones se requiere personal capacitado para evitar o enfrentar complicaciones que pueden costarte la salud o la vida.

¿Qué esperar después de un aborto?

Aunque las complicaciones pueden presentarse después de cualquier interrupción del embarazo (incluso cuando ésta la realiza una persona capacitada o cuando sucede de manera espontánea), sin duda el riesgo es mayor cuando se trata de un aborto inducido realizado en la clandestinidad. Los problemas que puedes tener luego de un aborto de cualquier clase son:

* Infecciones. Ésta es una de las complicaciones más comunes y son causadas por la entrada en el útero de ciertas bacterias. Una infección no atendida puede provocar enfermedades serias, esterilidad e incluso la muerte.

* Retención de tejido. Puede suceder que después de la intervención queden restos de tejido ovular en el interior del útero. Esto significa que debes buscar atención médica para remover el tejido, pues éste es un medio ideal para el crecimiento de las bacterias que provocan las infecciones.

* Hemorragias. Es normal que se presente sangrado después de la interrupción del embarazo. A menudo se puede presentar un sangrado escaso que aumenta poco a poco. Un sangrado moderado, similar a un periodo menstrual, puede prolongarse hasta 6 semanas. Un sangrado más abundante que el de un periodo menstrual, o que persista más allá de 3 o 4 semanas, necesita ser evaluado médicamente.

* Lesiones intra-abdominales (perforación del útero y lesiones cervicales). Debido a que éstas son lesiones internas, tú no estás en posibilidad de darte cuenta de ellas más que a través de las señales de peligro. La perforación del útero ocurre cuando un instrumento quirúrgico lo atraviesa. El útero es un músculo fuerte que con frecuencia sana sin necesidad de tratamiento, sin embargo, en ocasiones puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reparar el daño. Las lesiones cervicales pueden presentarse como resultado de fuertes contracciones uterinas y deben suturarse para evitar problemas en embarazos posteriores.

* Reacciones tóxicas a las sustancias o medicamentos utilizados para inducir el aborto. Si has ingerido hierbas, medicamentos o drogas para provocarte el aborto, puedes presentar serias complicaciones tóxicas. Es importante saber que la mayor parte de los “abortivos” no proporcionan una interrupción del embarazo confiable, y con frecuencia pueden provocar intoxicación y hasta envenenamiento.

* Continuación del embarazo. En muy pocas ocasiones el embarazo puede continuar a pesar del intento de interrumpirlo. Esto se debe a que se ha removido sólo parte del tejido, por lo que es necesario repetir el procedimiento hasta eliminar todo el tejido ovular.

Por todo lo anterior, es muy importante que te realices una revisión ginecológica 15 días después de realizada la interrupción del embarazo.


La principal idea que hemos querido transmitirte en este espacio es que no existe una solución "perfecta" para un embarazo no deseado. Cada mujer o cada pareja que atraviesa por esta situación debe analizar sus propias circunstancias y decidir por sí misma qué hacer. Nadie puede interferir en este derecho, ya que las únicas personas que vivirán con las consecuencias de esa decisión son la mujer embarazada y su pareja.

Nadie puede decirle a nadie qué es lo mejor para su vida. Se pueden escuchar diversas opciones y opiniones, pero cada quien debe hacerse responsable de las decisiones que toma.

Quizás la adopción y el aborto sean las formas más difíciles de resolver un embarazo no deseado, pero aún así hay personas que las eligen y después llevan vidas plenas, sin culpas ni remordimientos. Muchas mujeres piensan que tener una criatura sin desearlo sería más difícil que dar en adopción o que interrumpir un embarazo. Otras creen que es mejor lo contrario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario