Somos una institución dependiente de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, apoyamos a la sociedad dando asesoría jurídica gratuita

28 ene. 2011

Postura sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y adopción por parte de los mismos.


La acción de inconstitucionalidad promovida por el Procurador General de la República ponía de argumentos respecto de los matrimonios por personas del mismo sexo que, irían en contra del modelo de familia que ordena proteger la Constitución y por otro lado argumentaba sobre la idea de dar la posibilidad a las parejas de homosexuales que se puedan llegar a casar de que adopten, según ellos violan los derechos de los niños en su caso, adoptados.

Para mi estos no son argumentos desde el punto de vista jurídico, desde una lectura estrictamente constitucional. Son argumentos del todo falso, la Constitución no protege ningún modelo de familia heterosexual, eso no lo dice ningún artículo, ninguna fracción, ningún párrafo, ninguna letra de la constitución. El que quiera ver alguna restricción dentro de la Constitución no va a encontrar nada.

La Constitución ordena que se proteja a la familia, pero tal definición y de quien puede celebrar actos de carácter civil es enviada a las facultades legislativas de cada estado. De ahí que el la asamblea del DF, no solo actuó conforme a su competencia. No esta contrario lo que legislo conforme a la carta Magna. Inclusive la asamblea legislativa retira del Sistema Jurídico mexicano una discriminación previamente existente que es inaceptable en un Estado democrático, lo que hizo la asamblea es legislar a favor de los derechos de todos, ampliar la esfera, ampliar el catalogo de derechos para que cada quien decida con quien se casa y con quien no se casa en uso de la autonomía moral que tenemos todos los individuos como portadores de derechos fundamentales y de la dignidad humana.

El segundo argumento también es falso, no es cierto que la Constitución o algún tratado internacional establezcan una serie de limitación a las parejas homosexuales para que adopten, de hecho ya esta permitida en México la adopción de homosexuales. Que no solo sea una persona sino 2 las que se preocupen (la pareja) va a favor de los derechos del niño. Estarán mejor protegidos y tutelados.

Lo que se intenta hacer es enmascarar con un pseudorropaje jurídico una agenda ideológica y todavía peor, probablemente religiosa, esta instrumentalización de las instituciones de justicia del Estado mexicano a favor de una visión moral. O de una lectura religiosa de la Constitución me parece sumamente peligrosa, perniciosa para el concepto más básico de estado laico y me parece que pone en riesgo la credibilidad que necesitamos los mexicanos en su quehacer.

Eduardo Mariano Fernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario