Somos una institución dependiente de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, apoyamos a la sociedad dando asesoría jurídica gratuita

28 ene. 2011

TIEMPO COMPLETO


Nos encontramos en una era en la que todos hablan de derechos, leyes, jueces y de mas términos legales que se escuchan desde que se enciende un televisor hasta cuando se encuentra leyendo un libro.

Ahora bien, recordemos nuestro sistema legal jurídico y remontémonos al pasado, como es sabido México pertenece al sistema legal Romanista, así que al recordar nuestras fuentes es entender nuestras bases lo que nos conduce al entendimiento de lo que esta pasando y de lo que no esta pasando en estos días.

Si recordamos que es la justicia, veremos que Ulpiano la encontró como "La constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde" pero ¿cómo otorgar a cada quien lo que le corresponde y de acuerdo a que?

Es aquí donde nos encontramos con nuestro primer problema, que poco a poco y con constante actualización conocemos como: ley, jurisprudencia y en algunos casos la costumbre. Y aun así ayudándonos de ellas, la justicia es una tarea de difícil repartición.

Entendiéndose, que los puestos para ser repartidores y veladores de la Justicia se le conceden a personas con vastos conocimientos sobre la materia, y también para poder ostentar estos cargos estas personas, deben de ser honorables para poder llevar a cabo esta tarea tan difícil. Al paso de los años han existido algunas variantes sobre estos cargos de buena fe, pero la búsqueda de la justicia es algo que no termina.

Así que al ser una tarea que no termina y de difícil imparticion es complicado que los poseedores de dicho cargo de justicia puedan responder ante la demanda existente de actos legales y de otros que se sospechan como dudosos actos de legalidad.

Dicho esto, surge una institución, la familia que goza de la suficiente autoridad para sancionar a una persona que se encuentre bajo su tutela y sin que se entre en especifico al acto legal. Entendiendo que es la responsable de impartir las buenas costumbres a cualquier persona que se encuentre bajo su cargo.

Y siendo esta la responsable de arrojar personas capaces a la sociedad realizadoras de actos jurídicos, a qué grado está preparada para crear personas con la suficiente educación y con las buenas costumbres que se han tomado como parte de las fuentes del derecho al pasar de los años.

Sumergiéndonos ante este hecho, una mejor educación, una vida sin constante violencia y la afirmación de las buenas costumbres sobre los futuros seres con capacidad de la sociedad llevarían a la justicia que ya es de tiempo completo a una más práctica y pronta repartición.

Por lo mientras esta idea se encuentra como parte de una novela futurista, pero tal vez después de varios años se concrete y forme parte de la sociedad, como se ha visto con tantas novelas.


ERIKA ROMERO GARCÍA



1 comentario:

  1. Erika

    Las condiciones en las cuales escribes, revelan situaciones disímiles entre sí y difíciles de conciliar, como lo son el valor familiar, la educación, la violencia y las buenas costumbres, fundidos en una única célula: la familia.

    La problemática que planteas acerca de como conseguir mejores personas que estén dispuestas a impartir justicia, bajo el elemento educación proveído por la familia, ha sido estudiado ya desde hace muchos años y el resultado es positivo: a mayor educación, mejores condiciones sociales.

    Pero ésto plantea las nuevas incógnitas:
    * ¿existe aún el concepto de familia en nuestra nación?
    * ¿quién está encargado de formar a los hijos en un esquema de familia tradicional?
    * ¿qué nivel de educación tienen aquellos encargados de formar a la familia?

    Afortunadamente, tenemos los esquemas estadísticos, que nos proveen del panorama en relación a este problema.

    Primero que nada, debemos entender que la madre, juega el papel mas importante en ese esquema tradicional de formación, respecto de los hijos, pero que pasa cuando este esquema cambia?

    La realidad es que nuestro esquema familiar tradicional de padre-madre-hijo, ha sido fracturado y hoy contamos que el 22.3% de las madres del país, son solteras.

    Este porcentaje representa el 70.8% de las madres trabajadoras, entendido el restante 29.2% como madres que tienen una situación conyugal al menos de pareja.

    Devastadoras son las estadísticas, pero quizás algunos podrían vislumbrar un poco de esperanza, especialmente, en aquellas madres que aún juegan un papel importante en el rol de la familia tradicional, sin embargo el remate llega con la última cifra, solo el 18.4% de las madres en nuestro país, ha superado la educación básica (primaria).

    Las novelas, espero que te refieras a las de ciencia ficción, han servido como base para la promoción de adelantos científicos que hoy se pueden ver realizados, después de años y años de investigación.

    Esto que vemos hoy, requiere menos ciencia y mas acción, a menos que esperemos ser espectadores en esta gran representación, del detrimento en el concepto que todavía algunos vivimos y que llamamos familia.

    Saludos

    P.D. para cualquier aclaración revisen lo siguiente:
    http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/contenidos/estadisticas/2005/mama05.pdf

    ResponderEliminar