Somos una institución dependiente de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, apoyamos a la sociedad dando asesoría jurídica gratuita

29 ago. 2011

"LAS COMPETENCIAS DENTRO DE LA FORMACIÓN JURÍDICA Y LA DINÁMICA SOCIAL."


El desarrollo así como la adquisición de aptitudes y de habilidades como ya se dejo establecido, o se traen de nacimiento o se adquieren con un trabajo constante y con un afán de lucha en el intento de superación personal, las que deben ser desarrolladas en los dos planos: el del “saber” y el del “ser”, dentro de nuestra formación jurídica, pues la dinámica social que impera así lo exige.

Las competencias sirven para el desarrollo de la sociedad y del ser humano en general, la preocupación del que escribe estas líneas radica, en la poca competencia que existe en el ambiente jurídico, pues se debe reconocer que existen personas que tiene la capacidad intelectual, que tienen el conocimiento, que manejan las técnicas mas avanzadas para el desarrollo de un proceso judicial, pero así mismo se debe de reconocer, que este tipo de personas son las menos abundantes, lo cual pudiera ser debido a que lamentablemente el sistema de enseñanza jurídico en su intento de alcanzar a esa dinámica social que siempre va a estar adelantada, se olvida al momento de actualizarse, que la formación jurídica y la dinámica social van de la mano, y que estos dos fenómenos obligan a tener como base del proyecto educativo el binomio “saber-ser”, pues el juez podrá tener conocimiento de la ley y aplicarla, pero sin darse cuenta del efecto que esta produciendo con ese acto, por que al momento de dictar una sentencia podrá saber como fundamentarlas y motivarla pero sin darse cuenta que al momento de hacerlo esta dejando a una familia sin un patrimonio o aun mas grave esta dejando a una familia sin un padre.

En México lamentablemente no se tiene ni la una ni la otra, es decir, no se tienen ni jueces que fundamenten y motiven, ni tampoco se tienen jueces que sepan del alcance de sus decisiones, y esto es muy fácil de percibir desde el momento que uno se para en un juzgado ya sea civil, penal, o de cualquier otra materia, pues no están interesados en realmente hacer lo que les corresponde no sólo como trabajo u ocupación sino como actor fundamental de la sociedad, mas bien están pensando en el tiempo que falta para que les llegue su pago, pero no en la función y los efectos de esa función que desempeñan, esto lo digo únicamente como un ejemplo, pero no son sólo los jueces, si no todos los que se ven relacionados en el ambiente jurídico, pues como ya lo deje escrito aún teniendo el conocimiento y la inteligencia, no tienen conocimiento del alcance de lo que son.

Siendo lo anterior un reflejo de la poca seriedad que se le ha brindado a este tema, no esta de más mencionar que, las competencias son parte fundamental de un sistema educativo y que estas deben tener como objetivo primordial el desarrollo humano, pero un verdadero desarrollo humano, no como el oasis imaginario del desierto, pues la competencias tienen implícitas un nivel de calidad en las habilidades y aptitudes que la conforman, mismas que son por consecuencia actualizables por motivo de la dinámica social existente.

Las competencias que deben existir en la formación jurídica deben ir encaminadas no sólo al buen entendimiento y al buen conocimiento de la ley, si no que también deben impulsar al buen desarrollo de la sociedad.


JAIR JARED JIMÉNEZ ORIZ

INTEGRANTE DEL BUFETE JURÍDICO ASISTENCIAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario